Oct 05

Después de un largo y accidentado proceso editorial (sustitución de un revisor, renovación del consejo editorial, baja por maternidad, necesidad de mejorar el estilo de mi inglés, corrector de inglés desaparecido en combate y, finalmente, vacaciones), History of Education ha publicado mi artículo Enlightened paternalism: the prohibition of corporal punishment in Spanish public schools in the nineteenth century. ¿De qué va? Pues puedo copiar el abstract para explicarlo:

The article, in order to analyse the cultural values of Spanish liberalism, describes the prohibition of corporal punishment in secondary education. The evolution of education laws and codes during the nineteenth century reveals great hope and confidence in building up an academic authority based exclusively on the power of reason and capable of ruling an ordered society. However, the study of documents found in the Instituto de Valencia historical archives highlights the difficulty of maintaining discipline as well as managing the political motivations of rebellious students, who demanded more autonomy from the academic authority.

¿Y por qué es interesante? Ehem, la selfpromotion se fundamenta en hacer autobombo por la simple razón de captar atención y lograr ser alguien en esta hoguera de vanidades. No hay mucho más, aunque, sin embargo, el artículo sí es interesante porque describe la construcción de la autoridad académica por los moderados (los liberales conservadores españoles del siglo XIX) como un intento de emular la construcción del poder político como una maquinaria racional. Es decir, el catedrático de instituto debía comportarse ante sus alumnos como el gobierno ante sus súbditos. No obstante, esta situación no se entendía como despotismo o simple dictadura, porque los profesores no podían emplear castigos físicos o corporales contra los estudiantes. En este sentido, el artículo explora las contradicciones de la filosofía liberal en su intento de autolimitar el ejercicio del poder cuando debe enfrentarse a movimientos o protestas democráticas. Las clásicas contradicciones internas del liberalismo que lo diluyen al intentar detener las aspiraciones democráticas de la sociedad.

Asimismo, otra de las razones de hablar de mi libro aquí es que Taylor and Francis permite durante el mes de octubre descargarse gratis desde España sus publicaciones y eso significa que se puede acceder al artículo desde este enlace:

http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/0046760X.2014.959072#.VDFSs7lxmM8

Finalmente, comentar que para publicar en esta revista he firmado una carta de compromiso que me impide publicar en la red o poner a libre disposición el artículo. Al respecto, en breve en Joves Investigadors sacaremos un resumen sobre las jornadas de evaluación de la calidad científica que organizamos el pasado lunes 29 de septiembre que servirán para ilustrar cómo la calidad científica la miden empresas privadas que ya funcionan exactamente igual que las agencias de rating.

16 comments so far

  1. 1 Campos
    9:13 pm - 10-14-2014

    Justo leo ésto hará unos días (aunque no haya estado comentando sí he seguido el blog) y hoy me encuentro ésto:

    http://josemanuelparedes.blogspot.com.es/2014/10/unrechtsstaat-replica-jesus-fernandez.html

    Los castigos siguen, las formas de castigar no.

  2. 2 SIRERA MIRALLES
    12:09 am - 10-15-2014

    Hola Campos,
    no sé por qué no me sorprende esto. JFV terminará haciéndole daño físico a alguien (o a sí mismo) tarde o temprano. Espero, sinceramente, que entre en terapia por su bien y el de la gente que le rodea.
    El consuelo es que está tan mal de la cabeza y tiene tan pocas habilidades sociales que no creo que ni los tecnócratas de Bruselas le concedan poder alguno, aunque nunca se sabe y más vale estar preparado para lo peor.

  3. 3 pasabaporaqui
    4:26 pm - 10-15-2014

    Jaja. Les veo muy preocupados por ciertos personajes.
    Sr. Sirera, debería preocuparse usted más por su carrera académica y no tanto por ciertos personajes. Ese señor con pocas habilidades sociales es catedrático de una prestigiosa universidad mientras usted, con su impresionante ego y su super-currículum, no ha sido capaz ni de obtener una plaza de ayudante doctor en la universidad en la que se doctoró y donde ha desarrollado toda su carrera académica. Hagáselo mirar. Igual no es usted tan bueno ni tan perfecto.

  4. 4 SIRERA MIRALLES
    4:41 pm - 10-15-2014

    Hola pasabaporaquí,
    de vuestro argumentario siempre me hace gracia que la universidad española es buena o mala según vuestra conveniencia. Si estoy en la universidad española, eso demuestra que la universidad española es mala. Si estoy fuera de la universidad española, eso demuestra que yo soy el malo. La lógica no es vuestro fuerte.
    Respecto de JFV, sí, me preocupa mucho el personaje: decide quién entra y quién no en el doctorado de Penn y si algún día UPyD toca balón político en España, puede que le den alguna responsabilidad política y eso sería grave. AH, por cierto, tengo 33 años, todavía queda mucho partido por jugar.

  5. 5 pasabaporaqui
    5:06 pm - 10-15-2014

    Creo que no comprende los argumentos. La universidad española no es mala porque usted esté o no en ella (no se considere tan relevante). En la universidad española hay departamentos muy buenos, otros mediocres y otros muy malos. No soy de generalizar.
    Lo que digo es que llamar mediocre y poco sociable a un catedrático de una universidad de prestigio y, al mismo tiempo, ser incapaz de entrar en su propia universidad es algo que tiene usted que mirarse.
    Igual usted tampoco resulta muy sociable y de ahí que haya quedado fuera de esa plaza. Intente enviar el currículum a alguna de esas universidades donde se encuentran todos aquellos que usted critica a ver que le cuentan. Por ejemplo, en la UC3M han entrado dos miembros de politikon bastante más jóvenes que usted. Supongo que a lo que usted puede aspirar es a entrar en la suya propia.

  6. 6 SIRERA MIRALLES
    6:37 pm - 10-15-2014

    Pasabaporaquí,
    eres realmente malo argumentando: ¿Cuál es la universidad española que nutría a FEDEA? La UC3M. ¿Dónde se ha instalado el CEACS de la Juan March? En la UC3M. Básicamente, estás señalando la existencia de un colegio invisible amplificado vía blogspseudoacadémicos (NeG, Politikon, Piedras de Papel), que, curiosamente, todos siempre dicen lo mismo al mismo tiempo. Como los llamamos en Twitter: los letizios.
    Por otra parte, Historia es otra disciplina y no son aplicables los tiempos de las Ciencias Políticas, porque nosotros, como lo digo… ah, sí: investigamos con documentos reales (no el Big data de en internet, hay que ir archivos, cotejar datos, fuentes…) y necesitamos más tiempo. Deberías saber que las tesis más cortas en número de páginas que se escriben en USA son las de los economistas y los politólogos. ¿La más largas? La de los historiadores.
    Finalmente, con habilidades sociales me refería a empatía, no a compadreo. Que no entiendas la diferencia, dice mucho de ti.
    Respecto de mí, es evidente que no vine a esto a hacer amigos o lamerle el trasero a nadie. Me sé ganar las lentejas con mi trabajo desde que soy muy joven y, gracias a eso, jamás me ha supuesto un problema preservar mi independencia. Un rasgo que me diferencia de todos esos académicos que jamás han trabajado en su vida y harían lo que fuese por un puesto.

  7. 7 pasabaporaqui
    7:13 pm - 10-15-2014

    Vaya. Siempre encuentra algo con que justificar su mediocridad. Que si ahora son los letizios (sigue con su superioridad moral y supuesta independencia). Según usted los letizios deben tener también influencia en universidades anglosajonas para colocarse.
    Entiendo perfectamente lo de las habilidades sociales. Que usted crea que no lo entiendo ya dice por donde van sus prejuicios hacia mí. No puede usted entender que esto no se trata de un conmigo o contra mí. Es demasiado complejo para usted. No es necesario compadreo si usted es realmente bueno en su trabajo. El compadreo sólo es necesario cuando no llegan los méritos académicos (y por lo que sé a usted no le llegan).

  8. 8 SIRERA MIRALLES
    7:58 pm - 10-15-2014

    Hola Pasabaporaquí,
    es evidente que no sabes cómo funciona un colegio invisible como el CEACS de la Juan March. En la Universidad tienes profesores vinculados al CEACS que te indican que te presentes una beca predoc de la Juan March, como explicó (mira tú por dónde) Pablo Iglesias: http://blogs.publico.es/pablo-iglesias/222/politologos-putas-o-militantes/
    Curiosamente, estos recomendados logran la beca predoc, mientras que los que no tienen padrino pasan por una entrevista en la que son, ¿cómo decirlo?, elitistamente humillados (desde que me meto con la Juan March, se ha dado el caso que personas que postularon pensando que el proceso era transparente me han comentado sus experiencias al respecto). Una vez están en la Juan March, este centro invita a profesores de universidades extranjeras a dar seminarios y luego los doctorandos de la Juan March logran otra predoc para doctorarse en esas universidades con esos profesores. Allí se doctoran y luego vuelven aquí como doctores por la universidad X y, cuando escriben en sus blogs pseudoacadémicos, olvidan comentar que pasaron por la Juan March. Es curioso ese olvido en todos ellos y que de este modo den la impresión de que su carrera académica empezó desde el inicio en el extranjero. También es curioso que estén todo el día citándose mutuamente y que siempre olviden señalar que todos pasaron por el mismo centro… y, bueno, también es curioso que si alguno se sale del consenso PPSOE pase al ostracismo académico.
    Esto se llama compadreo y el mundo académico funciona así. Evidentemente, estar metido en una red de compadreo o formar parte de un colegio invisible no significa ser malo. De hecho, el nivel de competencia es tan alto hoy en día que quién no entre en el juego no tiene posibilidades (sólo un idiota puede creer en la meritocracia).
    Esto ocurre en todas las áreas en mayor o menor grado, pero cuando la disciplina más poder toca, estás redes más implicadas están dentro de los partidos políticos. ¿Quién era doctor por Cambridge…? Ah, sí, Carlos Mulas, que pasó por la Juan March y terminó dirigiendo la Fundación Ideas… amigo íntimo de… ah, Pedro Sánchez. Si es que a unos los méritos y los amigos les llevan muy lejos.
    En serio, lea algo de historia social de la ciencia y madure un poco.

  9. 9 pasabaporaqui
    8:41 pm - 10-15-2014

    No me cuente historias. ¿Todos los que escriben en esos blogs han pasado por la Juan March? Y si así fuese ¿qué?
    Por otra parte, para ser profesor ayudante doctor sólo se necesitan más méritos que cualquier otro candidato. Usted, que se permite el lujo de dar lecciones a todo el mundo, parece que no los tiene. Por tanto, no tiene plaza. Ahora diga lo que quiera del compadreo y demás (que sé que existe, pero si uno tiene más méritos no hay compadreo que sirva y menos ahora, antes, evidentemente, sí). ¿La plaza de Penn también es compadreo? ¿La de la LSE? ¿La de Columbia? ¿La de Nueva York?
    Y sí, yo soy un idiota que cree en la meritocracia. Igual me lleva más tiempo, pero todo lo que soy me lo debo a mí y a nadie más. Y lo que leo o dejo de leer usted lo desconoce. Y lo de que madure estaría bien que se aplicara el consejo. Yo no voy dando lecciones por ahí. Usted sí.

  10. 10 SIRERA MIRALLES
    9:56 pm - 10-15-2014

    Disculpa pasabaporaquí,
    pero tienes problemas para seguir el hilo argumental. Tú has comentado el caso de éxito académico de dos blogueros y te he contestado cómo se fraguan esos modelos de éxito mediante los colegios invisibles. No he hablado de la LSE, ni de Penn, ni de Columbia. Estaría bien que los chicos de la Juan March hiciesen sus tenures allí, pero al doctorarse se vuelven aquí corriendo (que me parece perfecto y legítimo). No hablaba de JFV o de Luis Garicano que, imagino, el hecho de tener un tío abuelo ministro franquista no le concedió ventaja en esto de la meritocracia.
    Respecto lo que dice de las plazas PAD, pues da mucha risa y le deja como un tonto.
    Finalmente, imagino que ya se ha descargado el artículo de Taylor and Francis, lo ha leído y ha llegado a la conclusión que mi trabajo es mediocre (mire si tiene fácil eso de juzgarlo: a dos clicks). Por otra parte, su tono no es admisible en alguien que usa el anonimato. Estaré encantado de saber su nombre y apellidos, buscar su CV en internet, ver el departamento en el que está y si veo que ha logrado hacer su carrera a través de un trabajo honesto y riguroso, me alegraré muchísimo por usted y por la universidad que lo acoja que, evidentemente, sin padrinos se puede sobrevivir. Pero es muchísimo más duro, es durísimo como sabemos todos los que no tenemos a un director de tesis dentro de las redes de intercambio de favores.

  11. 11 pasabaporaqui
    10:35 pm - 10-15-2014

    No soy yo el que tiene problemas para seguir el hilo argumental. No he sido yo el que ha dicho “Básicamente, estás señalando la existencia de un colegio invisible amplificado vía blogspseudoacadémicos (NeG…)” Siga usted dando lecciones.
    Entiendo que lo de la plaza PAD le de mucha risa. Ni siendo del departamento ha conseguido sacarla. Supongo que se tiene que reír. Y no ha quedado segundo o tercero, no. Siga riéndose.
    Lo siento, no me veo capaz de juzgar trabajos para los que no estoy cualificado (no soy tan prepotente como usted que sí se permite criticar todo lo que escriba según que gente). Imagino que si se lo han aceptado en una revista tan prestigiosa tiene nivel. Pero sólo es uno.
    En cuanto a lo del anonimato, pues ya lo siento. Pero va a ser que no, porque no es usted quien tiene que juzgar mi trabajo ni mi posición (afortunadamente). Sin embargo, no le veo a usted más que en academia.edu. Será que como tiene pocas citas Google Scholar ya no mola (otros no se esconden tanto y tienen pocas citas) (y sí, ya sé que son fácilmente manipulables si alguien lo intenta, pero presupongo que la gente es honesta).

  12. 12 SIRERA MIRALLES
    11:42 pm - 10-15-2014

    Pasaba,
    que das mucha risa con tu argumentario y tu referencia a Google Scholar. Bueno, das risa y demuestras una ignorancia inmensa. Te aconsejo seguir al grupo de bibliometría de la Universidad de Granada (que se llevan muy bien con FEDEA, por cierto) y ver qué publican sobre el Google Scholar (ah, por cierto, los invitamos a unas jornadas sobre evaluación de la calidad científica que hicimos en Valencia que de este tema… bueno, es evidente que sé algo, mientras que tú nada).
    Ah, estoy en academia.edu porque los historiadores estamos ahí y no en Google Scholar. Por cierto, ¿qué tal lees el alemán? Era para pasarte otra publicación internacional, que ya que dices que sólo tengo una (eres realmente cortito, sigue haciendo la pelota por los pasillos que seguro te lograrán algo, no desistas).
    Por último, yo que me expongo no puedo juzgar, pero tú que te escondes juzgas y me llamas soberbio por juzgar a plena luz del día. Nada, que te retratas de pleno.

  13. 13 pasabaporaqui
    9:20 am - 10-16-2014

    Siga usted llamando ignorantes a quien no está de acuerdo con sus ideas. Siga así, esa actitud es la buena. Conozco el grupo de bibliometría de la UGR. He debatido con ellos y algo sé del tema también (no se vaya a creer usted el centro del universo).
    No leo alemán, no he tenido recursos para pagarme cursos como usted.
    Y ya le he dicho que no necesito hacer la pelota, eso parece que lo necesita usted. Yo tengo mi puesto de trabajo obtenido por mí, sin necesidad de hacerle la pelota a nadie. Y le llamo soberbio porque lo es. En sus comentarios y en sus entradas queda claro. Luego en los resultados ya no tanto.
    Que tenga un buen día.

  14. 14 SIRERA MIRALLES
    12:37 pm - 10-16-2014

    Pasaba,
    Si sabes algo de tema, no se nota nada después de lo que has escrito sobre Google Scholar o tu incapacidad para leer mi CV (también podría ser desinterés, pero eso significaría que te pones a juzgar un CV sin haberlo leído). Ser incapaz de leer el alemán en un universitario no es grave, pero no saber un CV sí. Por cierto, mi alemán lo aprendí en la escuela oficial de idiomas, un centro público. No necesité dinero, pero ese discurso victimista de un fanboy de NeG produce mucha risa. Si el mundo es injusto, si se aplica su modelo de meritocracia no será mejor.
    Finalmente, le he aguantado muchos post diciéndome que es un selfmade man académico, pero sigue en el anónimato y no tiene ni idea de cómo es el proceso de selección de una plaza PAD. Eso significa que como tuvo un buen padrino, no necesitó saber cómo es el proceso. Por el contrario, los que no tenemos padrinos nos conocemos toda la normativa porque para sobrevivir nos toca estar presentando recursos día sí y día también.
    En definitiva, que resulta muy gracioso diciendo a todos horas: soy un ejemplo de honestidad académica y triunfo del mérito, pero no puedo revelar mi nombre, no sea que descubráis que mi director de tesis presidía la comisión que me contrató (práctica habitual y no prohibida en las plazas PAD, por cierto).

  15. 15 pasabaporaqui
    2:34 pm - 10-16-2014

    Me alegra que tuviese la suerte de poder ir a la EOI. Yo no podía, mis horarios de transporte de las afueras de una ciudad de provincias pequeña no me lo permitían.
    Sigue usted asumiendo de lo que tengo o no idea y presuponiendo cosas que le interesan. Luego se dedica a llamarme “economista lameculos”. Comprenderá usted porque luego le califico como le califico.
    Por cierto, mi director de tesis no pudo presidir mi comisión porque el hombre falleció al poco de leer yo la tesis. Pero siga usted presuponiendo. Le irá bien.
    Ahora le dejo. Estará usted ocupado optando a todas las plazas de historia de PAD que salen. Espero que pronto se acredite a PCD y pueda optar por algo con mayor estabilidad.
    Que tenga suerte.
    Y, le recuerdo, no es necesario insultar ni ser tan prepotente.

  16. 16 SIRERA MIRALLES
    4:54 pm - 10-16-2014

    Estimado Pasabaporaquí,
    Primero, la ANECA me acreditó como PAC y PCD al mismo tiempo, pero es obvio que no sabe cómo funcionan los procesos de selección. Las plazas PCD son una consolidación de una plaza PAD y, por eso, están perfiladas para ajustarse al CV del candidato que debe ganarla. Desconocer algo tan obvio, sólo demuestra que no se ha ganado una plaza con su propio esfuerzo o que ganó la suya en la época de la barra libre, antes de la LOMLOU 4/2007 (la LOU de 2001 fue el primer intento de cortar la barra libre, pero estaba mal hecha).
    Segundo, me veo obligado a presuponer porque usted se esconde en el anonimato. Si no fuese un cobarde, no me vería en la necesidad de presuponer nada. Por lo tanto, si mis presuposiciones le molestan, debe enfadarse con usted mismo y su falta de entereza.
    Tercero, el argumento que “mi director de tesis no pudo presidir porque falleció” me da entender que, en el caso de haber estado vivo, sí hubiese presidido su comisión de contratación, porque ya lo había hecho anteriormente. Creo que de nuevo se ha retratado.
    Cuarto, lo de “economista lameculos” puede que sea un poco fuerte, pero por lo que me han comentado en Twitter sus intervenciones en NeG y Politikon consisten básicamente en hacerles la pelota. En este sentido, se agradece que Gonzalo García Abad dé la cara: las risas son más sonoras.
    Bueno, siga entendiendo como soberbia todo comportamiento que no sea servil, que nos hacemos una idea de su ética del trabajo intelectual.